Educación

La cara más triste de la educación en Chile se mostró este 2020, las enormes carencias y desigualdades sociales producto de la educación de mercado impuesta por la dictadura golpearon la puerta de las familias más pobres, de los profesores que cargaron con todo el desafío de la educación a distancia y con la indiferencia del ministerio de educación.

El desafío de la educación actualmente es reabrir el debate desde las bases para discutir el modelo educativo que nos heredó la dictadura de Pinochet y articular una potente fuerza en las calles que que vuelva a poner en alto la demanda de la educación gratuita para todas y todos en las universidades públicas, sacando la moral de las iglesias para dar paso a una educación laica y no sexista, revolucionando también las estructuras autoritarias para establecer un co-gobierno triestamental donde estudiantes, docentes y funcionarios podamos decidir.

En este sentido, el problema del financiamiento debe ser solucionado a través de la nacionalización de los recursos naturales bajo control de los trabajadores y las comunidades, para asegurar la gratuidad universal y el fin de la precarización laboral en los establecimientos educativos. Porque creemos que es necesario cambiar de raíz un sistema de educación que está establecido para beneficiar a unos pocos a costa del endeudamiento de miles de familias y estudiantes.

  • Fin a la educación de mercado. Financiamiento estatal integral a la educación pública. Fin a la subvención a la demanda. 
  • Educación pública y gratuita, de calidad, laica y no sexista.
  • Condonación inmediata del CAE: Ningún pago a los banqueros.
  • Acceso irrestricto a la universidad.
  • Fin a las pruebas estandarizadas a estudiantes y docentes.
  • Democratización de las escuelas, que sus autoridades sean electas por todos los integrantes de la comunidad educativa.
  • Fin a la precarización laboral de trabajadores de la educación