Trabajo: fin a la precarización y reducción de la jornada laboral con reparto de las horas de trabajo

¡Que la crisis la paguen los capitalistas!

Las condiciones previas a la pandemia ya auguraban una crónica de precarización anunciada, donde cifras como la terciarización alcanzan un 17.3% al 2019 y donde hoy, a propósito de la crisis económica generada por el mal manejo de la pandemia, el desempleo ha subido a 13.1 puntos porcentuales, según lo informado por el INE, lo que se traduce en cerca de 2 millones de nuevos desempleados en los últimos meses.

A esto se suman las condiciones del salario donde el 50% de la población percibe salarios iguales o menores a los 400 mil pesos líquidos. Cabe mencionar que los trabajadores sin contrato y terciarizados tienen las peores condiciones salariales y de trabajo.

Efectos no solo de la pandemia y de la crisis económica, sino de un todo un modelo de explotación heredado de la dictadura, que arrasó con los derechos de las y los trabajadores y de sus conquistas históricas. 

Por eso planteamos: 

  • Prohibición de despidos y derogación de la ley de protección del empleo.
  • Fin al subcontrato, la flexibilidad laboral y toda forma de precarización, por trabajo estable para todas y todos.
  • Fin al código laboral, impuesto en la dictadura cívico-militar.
  • Por el derecho a huelga efectiva y sin restricciones, y negociación colectiva por rama.
  •  Reducción de la jornada laboral, repartiendo las horas de trabajo entre ocupados y cesantes, sin afectar el salario.
  • Ante el cierre de empresas o despidos masivamente, hay que defender los puestos de trabajo, exigiendo la apertura de los libros de contabilidad; y nacionalización de aquellas empresas, con control obrero de la producción.